Impulso al turismo de salud en Cortegada y Baiona

balneario de Cortegada

Impulso al turismo de salud en Cortegada y Baiona

Turismo destinará 50.000 euros para acondicionar el antiguo balneario de Cortegada mientras que Baiona da pasos para construir el primer talaso público de Galicia

Turismo de Galicia aportará un importe total de 50.000 euros para acondicionar y señalizar el antiguo balneario de la localidad orensana de Cortegada, una acción que la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, espera que sea un “nuevo acicate” al turismo termal de la provincia, contribuyendo a poner en valor una infraestructura que ha definido como “clave en la historia termal de nuestra comunidad, que durante años llevó la fama de este municipio llegando a ser denominado Cortegada de Baños” y ha subrayado la “tradición minero-medicinal de estas aguas”, ya documentadas en el siglo XV.

Los trabajos incluyen la señalización del mirador Coto da Pena y del propio balneario de Cortegada que supone un “enorme potencial” para el impulso de esta esta zona como destino termal, además de que contribuye a situar Galicia como “destino líder en Europa” y también destino termal potenciando el desarrollo económico de la comarca. Este tipo de iniciativas se enmarcan dentro del Plan de Turismo Termal 2014-2020 que tiene como objetivo “convertir el termalismo en una bandera propia como opción turística de calidad que conjugue ocio y salud” y que permita “estructurar la oferta, recursos y los servicios” como apuesta de futuro.

Spa en antigua cetaria de Baiona

El Concello de Baiona proyecta construir el primer spa público de agua salada de Galicia con tratamiento de algas marinas en una de sus antiguas cetarias, una actuación con la que se pretende dar un paso más en el desarrollo de la zona.En este mismo lugar, a través del plan Poseidon I se ejecutaron obras de saneamiento y adecuación de la balsa y acceso a la zona de solárium en madera de pino, que permitió al público hacer uso de las bondades del agua de mar. En esta segunda fase se busca dar un uso tópico a las algas. En opinión del regidor de Baiona, si el proyecto es validado definitivamente, se acelerarían los trabajos al máximo posible para que pudiesen estar finalizados en la primavera de 2018.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn